Por Alejandra Espinoza y Priscilla Nowajewski-Barra

Fotografía cedida por la NASA del despegue Falcon 9/Crew Dragon.

Este 30 de Mayo, a las 3:22 pm, los astronautas de la NASA Robert Behnken y Douglas Hurley viajaron a la Estación Espacial Internacional (EEI), en la primera misión espacial tripulada creada en conjunto por la agencia espacial NASA y la agencia SpaceX. Luego de 19 hrs de viaje a bordo de la cápsula Crew Dragon, los astronautas se acoplaron a la EEI, lo que se convierte en el regreso de EEUU a las misiones tripuladas al espacio después de 9 años.

Este despegue fue el segundo intento después de que las malas condiciones atmosféricas obligaron a cancelarlo el pasado miércoles 27 de mayo, a menos de 20 minutos del lanzamiento.

Una vez en órbita, la tripulación y el control de la misión SpaceX verificaron que la nave estaba funcionando según lo previsto, poniendo a prueba el sistema de control ambiental, las pantallas y los propulsores de maniobra, entre otros elementos.

Si bien la cápsula está diseñada para acoplarse a la EEI de forma autónoma, los astronautas a bordo y de la estación monitorearon cada paso del acoplamiento a la estación espacial, el que fue realizado con éxito.

Tras atracar con éxito, Behnken y Hurley debieron esperar a que se igualaran las condiciones de presión y temperatura de la cápsula, luego de esto fueron bienvenidos a bordo de la estación y se convirtieron en miembros de la tripulación de la Expedición 63. Sus planes son hacer pruebas en Crew Dragon además de llevar a cabo investigaciones y otras tareas con la tripulación de la estación espacial.

Si bien no hay información exacta de cuanto dure la misión (de 1 a 4 meses), su retorno a la Tierra significará nuevos desafíos. Crew Dragon se desacoplará de la EEI con los dos astronautas a bordo y volverá a entrar en la atmósfera de la Tierra, lo que sabemos es una de las fases más riesgosas de la misión, llegando a la costa atlántica de Florida. La tripulación será recogida en el mar por el barco de recuperación Go Navigator de SpaceX y regresará a Cabo Cañaveral.

La misión Demo-2 será el último gran paso previo para que el programa de tripulación comercial de la NASA certifique a SpaceX para que lleve a cabo misiones operativas de larga duración en la estación espacial. Esta certificación y la operación regular de Crew Dragon permitirá a la NASA continuar con las importantes investigaciones tecnológicas que se llevarán a cabo a bordo de la estación, las cuales benefician a todas las personas en la Tierra y fundan las bases para la exploración futura de la Luna y Marte mediante el programa Artemis de la agencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *