El agente o fuerza que produce una alteración en el sistema climático se llama forzante externo o forzante y se reconocen tres tipos; el forzante solar, el forzante orbital y el forzante tectónico. Estos tres forzantes son externos al sistema climático. Existe un cuarto agente de cambio climático pero que no es externo sino es parte del sistema climático. Este agente son los seres vivos.

El Sol es el gran motor del sistema climático pues la mayoría de la energía que mueve al sistema climático proviene de este. Cuando ocurre un cambio en la energía que el Sol s se puede producir un cambio climático. Por tanto, los cambios de la energía solar que pueden producir un cambio climático reciben el nombre de forzante solar

El forzante orbital es aquel que está relacionado con cambios en los parámetros orbitales del planeta Tierra. Los parámetros orbitales del planeta del Tierra son una serie de cantidades que permiten describir como es la órbita que tiene el planeta alrededor del Sol. Estos parámetros controlan cuanta energía solar llega a la Tierra en cada estación del año y cuanta radiación llega por latitud del planeta.

Finalmente, el forzante tectónico hace referencia a cambios derivados de la actividad interna del planeta. El interior del planeta está constituido por varias capas de distinta composición. Puntualmente, el manto interno y externo se encuentra en constante movimiento, lo que se traduce en cambios en la corteza del planeta. El forzante tectónico por tanto implica el movimiento de las placas tectónicas, cambios en la orografía (formación de montañas) y creación o destrucción de corteza oceánica.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *